Un sistema solidario entre personas y organizaciones para impulsar el desarrollo humano y social de comunidades marginadas

¿Cómo ayudar a otros? ¿A quiénes ayudar? ¿Hicimos bien el bien?

Hay diversas respuestas y el contexto define muchas veces la pertinencia de una iniciativa. En Gente con la Gente, hemos optado por un horizonte: el despliegue de capacidades personales, familiares y comunitarias en contextos marginados, como bases para un desarrollo sostenible y a la medida, es decir, según la cultura, la identidad y los sueños e intereses de los pobladores.

 

¿Por qué ayudar a otros?

Servir es uno de los caminos más directos para el bienestar emocional y el logro de una vida satisfactoria. Hacer bien el bien es la mejor forma de ser feliz.

Somos una red de voluntarios.

 

Creemos en el poder del vínculo social: empezamos por recuperar y fortalecer la confianza entre los miembros de la comunidad y vamos avanzando hacia la promoción de iniciativas locales, articuladas con organizaciones comunitarias, gubernamentales, sociales y productivas. 

Y qué hacemos?

Procesos de formación, participación y organización comunitaria que promuevan el desarrollo integral de comunidades marginadas, a través de una red solidaria que tienda puentes entre familias, líderes, organizaciones y voluntarios, con un enfoque de derechos y capacidades.

 

Actualmente estamos presentes en la vereda el Chaquiro del municipio de Santa Rosa de Osos y en la Comuna Noroccidental de Medellín.

 

¿Quieres ser Gente con la Gente?      

 

Queremos contarte las diferentes  formas de

vincularte a esta causa. ¡Escríbenos!

Haz ya tu donación

Nuestro propósito es llevar esta experiencia a otras comunidades, para seguir tendiendo vínculos solidarios entre el mundo rural y urbano que posibiliten alternativas de reconciliación y desarrollo humano y social.

  • Blog ConlaGente
  • Instagram
  • Facebook ConlaGente
  • YouTube ConlaGente

pbx: 4+2887765

Cel: 057+319 7349401 

whatsapp-transparente.png

Información presentada a la DIAN en calidad de ESAL